Una preboda en Valencia

Jose María es el hermano de Lucía, a quien hice sus fotos de boda hace unos meses ya. Es curioso como funciona este negocio. Cuanto más contento y más honesto seas con un cliente, más trabajo tendrás, porque te recomendará. Esto, que es una obviedad, lo olvidan muchos profesionales. Y es que no solo Ana y José María me han contratado para su boda tras verme trabajar en la de su hermana. Es que dos parejas más me han contratado ya recomendados por ellos. Con los fotógrafos a veces se va a ciegas, porque aunque veas un álbum suyo, nunca te puede garantizar como será el trabajo, pues lo contratas antes de que esté hecho, lógicamente. Al menos verme trabajar en directo da un plus de confianza, supongo que por eso se decantaron por mi.

Bueno, sin enrollarme más, os dejo con unas poquitas fotos de esta sesión de preboda hecha en los jardines del Turia a última hora de la tarde, una preparación para su original boda.


Soy una persona sencilla. Así que mis fotos también lo son. Árbol, pareja y abrazo, árbol, pareja y beso, árbol, pareja y risa. Y no hay más que ofrecer. ¡Y así quiero seguir siendo! Efectos extraños, hdr, fondos espectaculares… ¿Pero aquí lo importante no es el amor de una pareja y sus sentimientos? A veces parece que los fotógrafos nos queremos lucir haciendo virguerias y nos olvidamos de los verdaderos protagonistas

Otros reportajes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *