Una preboda a la sueca

Bueno, ya se que el título es un poco raro, pero todo tiene explicación. Resulta que esta pareja de murcianos, que viven en Valencia pero tienen su boda en Murcia, trabajan los dos en una pequeña tienda de muebles de origen sueco donde las albóndigas que prepara David son como los buñuelos en fallas, un éxito seguro.

El caso es que hasta que dentro de un mes vuelva a Murcia, ¡qué hermosa eres!, a fotografiar el reportaje de su boda nos tenemos que contentar con este pequeño anticipo de la preboda. Yo me pude contentar además con una cerveza fresquita que, por lo que sea, les sobraba, y unas pocas palomitas de maíz que hicieron pop.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.