Boda en Villa Delia

Hoy os presento el reportaje de boda de Majo y Andrés. Una pareja trotamundos (tres semanas después de su boda, y ahora mismo están en Bangkok) que quisieron preparar una boda por todo lo alto.

Por eso el reportaje empieza en Villa Delia, con Majo ultimando flecos de la decoración, que prácticamente toda ha sido preparada por ellos mismos, sus amigas y familias.

Un año dice Majo que ha estado preparando todos los detalles de la boda. Tanto es así, que el mismo día por la mañana me acerqué a fotografiar los últimos retoques que ella y algunas amigas estaban dando al espacio donde lo iban a celebrar unas horas más tarde.







Tantos detalles había que fotografiar, y tantos invitados a los que prestar atención, que le recomendé llevar a un segundo fotógrafo. De esta manera Jose Chenoll se encargó de ir a casa de Andrés y dar otro punto de vista a la ceremonia civil y la cena.

Esta boda tuvo de todo, damas de honor, centros de mesa espectaculares, “limonada” de fresa, una Vespa, Polaroids para los invitados, coro gospel, albumes de fotos familiares de regalo, pompas de jabón, cds con la banda sonora, de regalo mermelada casera de la abuela Pilar, Limonzello, lanzamiento del ramo, buffet de chuches, photocall, batukada final…

Aquí os dejo con el resumen, empezando por el final, una foto del baile nupcial:

Como eramos dos fotógrafos, podemos ver lo que estaban haciendo cada uno en el mismo momento, gracias a las fotos de Jose en casa de Andrés.

Entre la prima de Majo y yo mismo conseguimos colgar el vestido de novia de un árbol. DE Yolancris, modelo Portugal, por cierto. ¡Preciosa foto del vestido!

Incluso tuvimos tiempo para una pequeña sesión boudoir, que aunque es algo que suelo hacer, no todas las novias se atreven a mostrarlo en la web.

Andrés envío un regalito a Majo -un cuadro con varias de las fotos de la preboda que hicimos y una carta- , que lo abrió delante de las damas de honor.

Como Majo se vistió en la propia Villa Delia, tuvo que esperar hasta el último momento y salir por la puerta de atrás…

Los detalles del bastidor que portaba los anillos los bordó la tía de Majo.

Tras el arroz, apenas tuvimos tiempo para unas pocas fotos de pareja, pues el metre tenía prisa por hacer la entrada de los novios, pero como tenemos pendiente hacer la postboda, ya nos desquitaremos.

Y la idea era que los novios entraran en la zona del aperitivo montados en una Vespa, pero esta solo avanzó unos metros antes de pararse. No pasa nada, las fotos son igual de divertidas viendo a Andrés intentando arrancarla.

De los centros de mesa y otros detalles se encargó el Taller de Clo.

Otro momento interesante fueron los cambios de mesa. Si, los cambios de mesa, porque nuestra pareja no quería dejar de pasar un buen rato con toda la gente que les fuera posible, así que decidieron que el primer plato lo tomarían en la mesa presidencial, el segundo en otra diferente, y el postre en otra. ¡Una manera de compartir mucho más la felicidad y una idea muy original!

Y si os habéis quedado con más, dadle al play para ver el vídeo con toooooodas las fotos de esta boda, no sin antes haberles mandado algo de amor a Majo y Andrés en forma de comentario aquí abajo:

El mapa de la localización de Villa Delia, uno de los restaurantes de boda en los que más me gusta trabajar:

El vestido de novia de Majo es de Yolancris, modelo Portugal retocado.
Zapatos y pendientes de la “Boutique de la novia” en Valencia.
El velo pirata lo diseñé yo y me lo hicieron en Galerias Londres donde también compré el vestido.
Y mi ramo del “Taller de Clo”. Cuando lo vi se me saltaron las lágrimas, era ideal y tal cual yo les había descrito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.