logo blog fotografia
PORTADA   ~   TARIFAS   ~   BODAS   ~   VÍDEOS   ~   FAMILIA   ~   PERSONAL   ~   ¿ DUDAS ?

email

Consejos para salones


Una de las cosas que creo que las parejas tendrían que tener en cuenta a la hora de elegir salón son los detalles. Si valoráis la fotografía, os aconsejo que antes de contratar vuestro salón de bodas asistáis a una celebración real para ver como se desarrolla de forma normal. Al menos por mi zona muchos salones ofrecen esta posibilidad. Así evitaréis que sitios en principio muy bonitos sean estropeados por no cuidar unos detalles mínimos en la estética.

Me voy a permitir dar unos consejos a los dueños/encargados de salones de bodas, aunque sea meterme un poco en su labor, y que vosotros como parejas podáis evaluar también algunas cosas. Os cuento todo lo que observé en una sola boda de hace algunos meses:

  • En la ceremonia: un micrófono para el oficiante, uno para un atril, y otro enorme con su trípode y cables justo delante de los novios. Aparte de lo feo que queda ver tanto trípode y cables, los novios no pueden tener un micrófono permanente durante toda la ceremonia delante de ellos. Va a salir en todas las fotos si o si. Para eso inventaron los micrófonos mini inalámbricos.
  • Preparar la barra libre justo detrás de los novios. No queda nada bonito que mientras los novios se intercambian los anillos, detrás unos camareros apilen cajas de plástico azules.
  • Meter a los novios debajo de un pórtico con unas columnas enormes a los lados. La mitad de los invitados de un lado no os van a ver. Y el fotógrafo va a tener que hacer piruetas para conseguir fotos de vuestras caras.
  • Iluminar un salón rectangular con 4 focos amarillos rebotados contra un techo amarillo colocados solo a los lados. Los invitados sentados a los lados aparecen con un bonito color amarillo en la cara, y los invitados sentados en el centro, pues como no tienen luz pues no aparecen. Obliga al fotógrafo a usar el flash, y aparte de lo molesto que es para los invitados, no mola nada. Contraten a un profesional de la iluminación, que para eso están.
  • Y más de lo mismo, tener una banda de música muy buena con un repertorio genial, y no ponerles un pobre foco para que se vea algo durante el baile. Si no es por la antorcha de nuestro vídeo, a oscuras.
  • Hacer levantar después de los postres a dos mesas enteras para moverlas de lugar porque no hay sitio para que los novios bailen.
  • Que los novios empiecen a repartir los ramos mientras sirven el primer plato, algunos invitados ya han empezado a comer, y a otros aún no se lo han servido.
  • Que el camarero se empeñe en servir mientras la novia se abraza a su madre llorando.
  • Dí NO a poner floreros-jarrones-esculturas enormes en el centro de las mesas, impiden que los invitados vean a los que tienen de frente, y en la foto siempre sale en medio partiéndola.
  • Tampoco es buena idea apagar absolutamente todas las luces del salón, sobre todo si es de noche, cuando sacan la tarta. Un solo foco hacia ella puede ser buena idea. Hablando de tartas, mejor que la mesa no lleve incorporadas luces, neones, fuentes de agua(¡!) y cosas así.
  • Si contratáis a otra empresa para el vídeo aseguraos de que os van a respetar durante al menos la ceremonia. Que no pongan trípodes, jirafas, micrófonos muy cerca de vosotros, que no se crucen por el altar…
  • Y de propina, aunque no fue el caso en esta boda, si es algo muy habitual en ciertos sitios. Que el jefe de sala quiera ser protagonista de toooooda la celebración. Señores jefes de sala, sean invisibles, a las parejas no les hace ilusión verles en sus fotos mientras entran en el salón, mientras entregan el ramo, cortan la tarta, mientras cenan… Y al fotógrafo, señores jefes de sala, no tienen que decirle donde se tiene que poner para hacer la mejor foto de la tarta. Gracias, pero no.

    Muchas veces los restaurantes cometen un error muy fácil de solucionar. No es raro ver como colocan a los novios de espaldas a los invitados, como si estuvieran en una iglesia. El problema de esta disposición es que solo veréis la cara del oficiante durante toda la ceremonia, y los invitados solo verán vuestras espaldas. Ya que las ceremonias al aire libre no tienen porqué ser tan rígidas ni protocolarias como una boda por la iglesia, aprovechadlo a vuestro favor. Os puedo sugerir otra disposición, que sería simplemente que esteis vosotros y los padrinos a un lado, de frente a los invitados y el oficiante al otro lado, de lado mirando hacia vosotros. Ya no es solo por conseguir mejores fotos, es que si lloráis, reís o lo que sea nadie lo va a ver, y compartir estas emociones con el resto de invitados siempre hará más entrañable la ceremonia. La boda de Cárol y Rafa tenía esta disposición.

    ¡Ya está, que a gusto me he quedado!

    Y en breve por cierto me convertiré también en fotógrafo de bodas en Albacete!

    LEE TAMBIÉN:  Preboda nocturna en Valencia

    ¡Rápido! Déjales un comentario:


    1 Comentario


    1. Muy, pero que muy bueno!

    Dejales un comentario:



     

    Todas las fotografías publicadas en este sitio son propiedad del fotógrafo Joaquin Corbalan de Valencia, y están protegidas por leyes nacionales e internacionales.