Boda en la Ópera de Benicassim

Que a los fotógrafos de boda nos gustan las bodas de parejas con estilo, de día, al aire libre y con buena luz natural, informales y sin mucho protocolo es lógico y sabido, porque es la mejor manera de conseguir unas fotos informales, reales y auténticas.

Y María y Jordi estaban pensando precisamente eso para el día de su boda. Y, como la mayoría de las parejas, estaban un poco inseguras de como saldrían en las fotos, del típico “yo no salgo bien en las fotos” o “no soy nada fotogénica”. Hasta que ven el resultado de su preboda y te dicen “Ah, pues si que salgo bien, jajaja.”

Pues a mi me paso algo así con esta boda, pues no conocía el lugar donde se casaban ni como sería, y la verdad que el lugar fue perfecto para trabajar y poder fotografiar a los novios y a sus amigos a placer sin tener que lidiar con salones oscuros. Además, el personal de la Ópera de Benicassim, que fue donde se casaron, fue de lo más servicial.

Jordi y María se lo pasaron genial y pudieron disfrutar de su día sin preocuparse de qué hacía o no hacía el fotógrafo, por eso el resultado tanto de ellos como de sus invitados son de unas fotos de boda auténticas y muy naturales.

Siempre empezamos en casa de Jordi, en esta ocasión con una breve sesión. Leyó un mensaje que su futura esposa le había enviado ese mismo día.

Mas abajo veréis más fotos del elegantísimo vestido de novia de María, pero es que quedaba bien hasta colgado de una percha.

Una preciosa tiara adornaba su pelo y le añadía color.

Siempre es emotivo el primer momento en el que el padre ver a su hija vestida de novia, en esta ocasión un momento fugaz que pude fotografiar.

Cuando las amigas le colocan la liga a la novia siempre hay que estar preparado, pero a veces a los fotógrafos de boda nos gusta encontrar ángulos un poco mas divertidos.

A pesar de la amenaza de lluvia, la ceremonia civil pudo celebrarse al aire libre en el bonito jardín de La Ópera, toda una suerte porque varios chaparrones torrenciales nos cayeron camino a Benicassim.

Como a la vuelta de su viaje de novios hemos quedado para hacer una postboda, no perdimos mucho tiempo con fotos de pareja y así ellos pudieron disfrutar más de sus invitados y de su fiesta.
De día la decoración de los salones de boda se lucen mas, y junto a la ya imprescindible mesa de chuches siempre fotografiamos todos estos detalles, que muchas veces los novios no pueden disfrutar con las prisas de día de la boda.

Unos retratos a los invitados a esta boda mostrándo como son realmente, porque la foto mirando a la cámara con sonrisa forzada, qué tambien la hacemos, no siempre es la mas bonita.

Por cierto, ya estamos completando fechas para las bodas de 2019, si te casas y quieres un presupuesto para el reportaje de boda, no dudes en escribirme a info@joaquincorbalan.com o al 635 425 001

Otros reportajes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *