logo blog fotografia
PORTADA   ~   TARIFAS   ~   BODAS   ~   VÍDEOS   ~   FAMILIA   ~   PERSONAL   ~   ¿ DUDAS ?

email

Preguntas que hacer a tu fotógrafo


   Las vacaciones de invierno es buen momento en los que las parejas tenéis tiempo libre para ir preparando vuestra boda. Los meses de enero y febrero junto a septiembre son, al menos para mi, de los más intensos en cuanto a parejas que me preguntan por presupuestos para el reportaje de boda. Así que es en esta épocas cuando más reuniones tengo con parejas. Aunque hay algunas que directamente me contratan a través del email por estar lejos, siempre es preferible que os resuelva todas las dudas y os explique mi forma de trabajar en persona. Es un buen momento además para conectar entre nosotros, conocer y que conozcáis mi personalidad y comprobar si encajamos. También es un buen momento para que os explique mi estilo, explicaros porque no os hago posar como maniquíes, etc.

   Así que si os encontráis en la tarea de buscar fotógrafo o vídeo para vuestra boda, dejadme que os dé algunos aspectos que es buena idea considerar o preguntarle. Aquí van:

1. ¿Serás tu el fotógrafo de nuestra boda?
   Hasta hace unos años, lo normal es que de esta tarea se encargaran estudios más o menos grandes, en los que trabajaban varias personas. De hecho no podrás saber quien ha hecho las fotografías que te están mostrando. Es posible que el autor de las fotos ya no trabaje en ese estudio desde hace años, o que las que te muestren sean las del mejor de la plantilla. No era/es raro por tanto que conocieras al profesional el mismo día de tu boda, si saber nada de él. Ahora sin embargo cada vez nos estamos personalizando más, pues igual que cada pareja tiene una personalidad y unos gustos, tampoco hay dos fotógrafos iguales. Por eso es buena idea que acudas a fotógrafos de autor, donde estéis seguros de que todo el trabajo que te enseñan lo ha hecho el profesional con el que te entrevistas. Evidentemente, en mi caso trabajo así, y podéis ver todas mis bodas en joaquincorbalan.com

LEE TAMBIÉN:  Opiniones del fotografo de boda

2. Deberíais poder ver una boda completa.
   Un reportaje de boda es un trabajo que puede resultar bastante complicado, pues en un mismo día hay muchas situaciones complicadas, con iluminaciones diferentes, en los que hay que ser muy rápido, y en las que no se pueden repetir tomas. En ocasiones, en el portfolio de algunos fotógrafos solo hay retratos. O solo fotos de la ceremonia. Por eso te aconsejo que pidas ver una boda completa, a ser posible no solo el álbum, sino una presentación con todas las fotos de la boda, para que puedas juzgar al 100% como se desenvuelve en cada situación. No te contentes viendo las mejores 20 fotos que ha tomado en los últimos 10 años, sino que te muestre algunas bodas completas de este último año. También ten en cuenta que en ocasiones hay quien contrata a modelos profesionales para posar. A continuación de enseño una de las mías:

3. Exige un contrato firmado.
   Las palabras se las lleva el viento, seguro que has oído este refrán cientos de veces. Precisamente por eso te aconsejo que siempre exijas que queden por escrito las obligaciones y compromisos que acordáis entre vosotros y el fotógrafo. De estas manera el día de vuestro enlace estaréis más tranquilos, y además así os garantizáis que estáis contratando a un profesional que sabe lo que hace y no a un aficionado que os puede dar un desagradable susto. Al menos yo indicaría en el contrato las siguientes cuestiones:

– Los datos personales del profesional;
– Vuestros datos, día y lugar que se celebrará la boda;
– El compromiso de que el profesional acudirá ese día a realizar el reportaje fotográfico;
– Qué contratáis, con detalle: Album(cuantas hojas), fotos (originales o no, en qué resolución, en qué formato, con o sin marcas de agua…), duración de la sesión, etc.;
– Derechos de las fotos (copyright, publicación de las fotos);
– Casos de suspensión (desastres naturales, retrasos, etc.);
– Precio final y forma de pago;
– Y firmas, por supuesto.

LEE TAMBIÉN:  Como hacer fotos a bebés

   Esto es un mínimo, a partir de aquí cada profesional puede tener sus propias condiciones. En mi caso mi contrato es muy simple y lo más transparente posible.

4. ¿Cual es la filosofía de tus fotos?
   No os asustéis. Preguntad cual es el estilo no os va a ayudar mucho. Para conocer el estilo del fotógrafo, lo mejor es que veáis cientos de fotos de él. Porque si le preguntáis, nadie os va a decir “mi estilo es clásico y aburrido, hago fotos estáticas y muy planas“. Al contrario, todos os diremos que nuestro estilo es fresco, espontáneo, divertido pero elegante, fotoperiodista… Definir un estilo es casi imposible, y si es el propio más aún. Por eso es mejor que le preguntes cual es su aproximación a la fotografía de bodas, qué busca, qué quiere obtener del día, y como. No es lo mismo alguien que prefiera pasar desapercibido, que otro fotógrafo al que le guste interactuar con los invitados. No es ni mejor ni peor. No es lo mismo aquel que prefiere dirigiros hasta conseguir poses perfectas y hacer 1 sola foto o el que os deja a vuestro aire.

   Por supuesto cualquier pregunta que se te ocurra siempre ayudará a tomar tu decisión. Por ejemplo, yo tengo una sección con preguntas habituales sobre el mundo de las bodas que no está mal consultar.

LEE TAMBIÉN:  La opinión del fotógrafo de bodas

   A veces, eso sí, hay preguntas que mas que ayudar os puede liar. En ocasiones me preguntan qué equipo llevo a mis bodas, marcas de cámaras… Salvo que seáis aficionados avanzados, lo más probable es que no entendáis la respuesta. Pero aunque la entendáis, debéis saber que no existe ningún equipo ni marca perfecto ni ideal para hacer vuestra boda. Es como preguntarle a los del restaurante la marca de las sartenes que usan. Cada fotógrafo se siente cómodo con unas herramientas que se adaptan ya no solo a su estilo fotográfico, sino incluso a su personalidad. Un fotógrafo “tímido” usará con toda seguridad un equipo diferente de aquel al que le guste estar mezclado entre los invitados. Además, la publicidad, los foros de aficionados o incluso muchos profesionales han creado una imagen distorsionada de este mundo, en el que cuanto más grande sea la cámara, más largo el objetivo o más potente el flash, mejor. Y no siempre es así. Como sé que sois curiosos, os explico lo que yo uso, eso sí, sin dar marcas, que por ahora no me pagan ninguna comisión por hacerles publicidad.

   A cada boda acudo con el siguiente equipo fotográfico:

2 cuerpos Full Frame
1 lente 35mm 1.4
1 lente 85mm 1.4
1 lente 50mm 1.8
1 lente 70-200mm 2.8L
4 flashes para el baile y photobooth
Baterías, pilas y tarjetas de memoria de sobra.
1 cuerpo de reserva Full Frame
1 lente de reserva 24-70mm 2.8

¿Alguna duda en la que os pueda ayudar? Usad los comentarios más abajo!


¡Rápido! Déjales un comentario:


Dejales un comentario:



 

Todas las fotografías publicadas en este sitio son propiedad del fotógrafo Joaquin Corbalan de Valencia, y están protegidas por leyes nacionales e internacionales.