logo blog fotografia
PORTADA   ~   TARIFAS   ~   BODAS   ~   VÍDEOS   ~   FAMILIA   ~   PERSONAL   ~   ¿ DUDAS ?

email

¿Por qué hago fotos?


Porque me gusta. Punto.

Si esperabas una respuesta meditada, filosófica y profunda, lo siento, no la hay. No es porque llegues a ver el alma de las personas. No porque pueda profundizar en la realidad de la vida. No porque vea lo que otros no ven. No porque me vaya a conocer a mi mismo a través de mi reflejo en las fotografías que tomo. Nope. Hago fotos porque me gusta. Me divierte. Me produce placer. Todo lo demás está bien, pero es secundario. ¿Cómo vas a dedicarte a una profesión en la que hay que estar motivado al 100% el 100% del tiempo? Solo si es una diversión.

En mi carrera profesional como fotógrafo me he visto obligado a superar miedos y prejuicios. Sobre mi y sobre los demás. He tenido que salir de mi zona de confort continuamente. Y cuando pasas la barrera, te detienes para mirar atrás y solo puedes pensar: “WOW”. Me he visto disfrutando como un niño ante algo que unas horas atrás me aterraba. Es esa sensación la que me empuja en este trabajo. Ese hormigueo que siento nada más me despierto un día de boda, ese stress que nos va poniendo las pilas para estar con todos los sentidos preparados para el trabajo. Y la confianza de que todo va a salir bien.

LEE TAMBIÉN:  Casarse es bueno para la salud

En estos días hay muchas quejas y lamentaciones, pero quizás tendríamos que cambiar el enfoque que le damos a las situaciones. ¿Qué harías si no tuvieras nada que perder? Piensa en ello. No significa que tengamos que lanzarnos al vacío sin red, pero piensa hacia donde te han llevado tus decisiones, y hacia donde te podrían llevar si tomaras otras diferentes. No viene mal ver el lado brillante de nuestra vida de vez en cuando. Concéntrate en lo importante, aléjate de lo que no te lleve hacia algo bueno, y pierde el miedo. Y diviertete.

¿Que tu trabajo es aburrido? Tú decides si tu trabajo es aburrido, es tu actitud la que lo va a determinar. Cada mañana puedes elegir si te vas a enfrentar a él con resignación o con energía para hacer de tu trabajo un juego. Yo trabajo por diversión. Y por dinero. Pero si no me ganara la vida con la fotografía, seguiría fotografiando igual. Con menos equipo, quizás con menos conocimientos, con menos presión, pero seguiría fotografiando.

¿Qué hace apasionante la fotografía?

Muchas veces empezamos a construir la casa por el tejado. Llevo meses recibiendo en mi email curriculums de fotógrafos, diseñadores y asistentes para colaborar conmigo. Muchos de ellos me detallan el equipo técnico que tienen. Que dominan esta o aquella técnica. Que han trabajado para aquel famosísimo estudio. Pero todavía no he recibido uno que me muestre pasión por la fotografía. Nadie que me cuente qué siente cuando fotografía, qué le mueve a apretar el disparador. Nadie que me diga qué quiere meter dentro de sus fotografías y porqué. Y es que la casa empieza por ahí, por tener muy claro qué quieres contar, de qué quieres hablar. Sin dudas. Mostrar pasión, interés real. Busco esto en una foto, y todos mis esfuerzos, todo mi equipo, toda mi concentración va hacia conseguir eso. Has de saberlo para estar observante y preparado, y cuando lo hayas encontrado, click! Y entonces te sentirás feliz y la fotografía ya no será solo un trabajo, será una experiencia que te llene y te empuje en tu crecimiento personal. Y que pague tus facturas.

LEE TAMBIÉN:  Tendencias de bodas en 2014


¡Rápido! Déjales un comentario:


Dejales un comentario:



 

Todas las fotografías publicadas en este sitio son propiedad del fotógrafo Joaquin Corbalan de Valencia, y están protegidas por leyes nacionales e internacionales.