logo blog fotografia
PORTADA   ~   TARIFAS   ~   BODAS   ~   VÍDEOS   ~   FAMILIA   ~   PERSONAL   ~   ¿ DUDAS ?

email

Curso de fotografía 2.13. Fotografía con móviles


Bloque 2, capítulo 13. Como fotografiar con un teléfono móvil.

   Con este nuevo capítulo empiezo el bloque de temas más técnicos, y la intención es que sea mas breve que el resto. Sobre todo porque sobre la técnica de vuestras cámaras hay un elemento que tenéis mucho más a mano y que os va a explicar a las mil maravillas como funciona: El manual de usuario, que tenéis bien guardadito en dentro de la caja.

Recuerda que puedes seguir este curso aquí, o ir a la presentación e índice aquí.

Las normas de estilo, composición y demás que hemos visto en capítulos anteriores se aplican a cualquier tipo de fotografía independientemente de la herramienta que uses, de manera que simplemente os contaré algunos rasgos diferenciadores de cada tipo de cámara.

Fotografía móvil

Empezando por los móviles, técnicamente la verdad es que hay muy poco que decir. Su principal ventaja es que siempre los llevamos encima. También lo es su simplicidad, pero esto puede tornarse en desventaja según qué situaciones.

Debido a lo que os expliqué precisamente en el capítulo número 10, tipos de cámaras, el sensor de los móviles es minúsculo, y por lo tanto necesitará mucha luz para obtener una foto buena. A plena luz del día no habrá mucha diferencia entre un móvil y una cámara compacta. Por tanto, el primer consejo, es: Asegúrate de tener la máxima luz posible cuando uses tu móvil. Como habrás comprobado, hacer fotos de noche es perder el tiempo, salvo que uses el flash u otra fuente de iluminación.

LEE TAMBIÉN:  Curso de fotografía 1.3. Composición, parte 1

Ahora prácticamente todos los teléfonos son táctiles. Para hacer la foto, puedes apretar el botón de disparo y listo. Pero una opción mucho mas inteligente es pulsar con nuestro dedito sobre la pantalla, antes de hacer la foto, en la zona que mas nos interese. Dependiendo del modelo de aparatófono, esto hará que la configuración de los datos de disparo se optimicen para que esa pequeña zona se vea perfectamente. Vamos, mide la luz y enfoca en el punto donde has pulsado. Esto es útil sobre todo en situaciones donde la intensidad de la luz es diferente en las distintas zonas de la imagen.

Pero mi Nokia Lumia1020 tiene 41 megaspíxeles, así que saldrán fotos cojonudas, ¿verdad? Pues no, hijo, no. Los megapíxeles es una unidad de tamaño de la foto, no tiene ninguna relación con la calidad. Pero es que además es mentira, porque luego resulta que esos megas son interpolados, osea, que hacen como un zoom de la imagen original, vamos, publicidad para los que saben que compran. Lo importante es el conjunto sensor con receptores lo más grandes posibles + óptica de calidad + software que corrija eficientemente los fallos del hardware.

Como consecuencia precisamente de esa falta capacidad para “absorber” luz, las velocidades de obturación suele ser altas. Es decir, el tiempo que el sensor de tu móvil necesita estar recibiendo luz-información- es más alto, y en consecuencia pequeños movimientos tuyos o de lo que fotografíes se trasladarán a la foto. Por ese motivo también salen muchas fotos movidas o trepidadas cuando fotografiamos de noche o con poca luz. ¿Como evitarlo? Si no puedes influir sobre la luz del momento, intenta al menos sujetar la cámara de manera segura pero sin brusquedad, evita movimientos mientras disparas… Una buena idea es apoyarse contra un árbol o una pared para reducir los movimientos del cuerpo y evitar que se transmitan a la foto.

LEE TAMBIÉN:  Curso de fotografía 1.2. Qué fotografiar.

No uses el zoom digital. Tanto en móviles como en compactas, el zoom digital no es mas que una ampliación por software de la foto, con lo que en realidad no estás haciendo zoom sino recortando la foto. En lugar de eso, si puedes hacerlo, da unos pasos al frente para acercarte físicamente a lo que estés fotografiando.

Limpia el cristal de la cámara. Lo normal es que en algún momento tus dedos toquen el cristal de la cámara, y cuando digo dedos digo cualquier sustancia pegajosa que pueda ir pululando dentro de tu bolsillo o bolso. Y si ya de por si son malas las ópticas, como para encima ponerles una cama de grasa encima.

El flash de este tipo de cámaras suele ser en general mas un incordio que algo útil. Porque no ilumina nada, porque tiene un color demasiado frio -azulado- que le quita naturalidad a la foto, y porque además te deja ciego. Intenta evitar su uso a toda costa.

Las aplicaciones del fabricante del móvil para hacer fotografías prácticamente solo tienen el modo automático y elegir si con flash o no, que si un hdr o en blanco y negro y poco más. Pero no te permiten decidir sobre la exposición o compensarla, más allá del truco del dedito. Sin embargo si existen aplicaciones externas que puedes instalar para ampliar las posibilidades. http://vsco.co/vscocam es la aplicación que yo uso pues permite controlar algo mejor el punto de enfoque y de exposición y de manera diferenciada además.

LEE TAMBIÉN:  Curso de fotografía 1.8. Luz

Uno de los problemas de este tipo de dispositivos es el almacenaje de las fotos. Con una cámara tradicional después de tu “sesión de fotos” llegas a casa y las descargas al ordenador. Con el móvil esto no es así. Con suerte subes alguna a facebook o instagram, o las envías por mensajería a tus contactos. El problema de esto es que cuando el teléfono se rompe, o se estropea la tarjeta, o lo borras sin querer, te has quedado sin fotos. Así que recuerda descargarlas también a tu pc y hacer copia de seguridad de ellas.

Y en el próximo número, fotografía con compactas, y ya empezaré a explicar los modos de disparo semiautomáticos y el manual.

   El resumen de capítulos al final de la introducción: http://www.joaquincorbalan.com/blog/curso-fotografia-para-novatos-introduccion/


Dejales un comentario:



 

Todas las fotografías publicadas en este sitio son propiedad del fotógrafo Joaquin Corbalan de Valencia, y están protegidas por leyes nacionales e internacionales.