logo blog fotografia
PORTADA   ~   TARIFAS   ~   BODAS   ~   VÍDEOS   ~   FAMILIA   ~   PERSONAL   ~   ¿ DUDAS ?

email

¿Conservar los archivos RAW de tu boda?


   Te vas a casar. Contratas a un fotógrafo. Llega el día “B”. El fotógrafo va a tu casa, al restaurante, te hace las fotos. Vuelves del viaje de novios y te entrega los archivos digitales, los jpgs, de las fotos.

   ¿Pero por qué no te da las fotos el mismo día de la boda, o al día siguiente? Pues porque el trabajo se completa en un 90% durante la boda, pero luego esas fotos hay que tratarlas. Y ese pequeño 10% es lo que muchas veces marca la diferencia. No solo se trata de corregir errores -mala exposición o mal encuadre- habituales, si no de darle el toque personal de cada fotógrafo: Decidir qué tonalidades van a dominar la foto, decidir si le añadimos grano, si hacemos fotos más o menos contrastadas, con colores más o menos saturados, etc… Y esas modificaciones se hace siempre sobre el archivo RAW original. Aquí doña wikipedia os explica con mucho más detalle que es un archivo RAW.

   El RAW es el archivo original sin editar, vamos, son como los ingredientes de un gazpacho, sus tomatitos, su ajo, su pimiento… pero sin pasar por la batidora. Seguro que ahora que has pillado la idea tienes claro porqué los fotógrafos siempre vamos a entregar las fotos ya editadas, más aún porque un raw sin editar es sosísimo. Aquí tenéis una comparación de archivos RAW sin revelar y revelados:

joaquincorbalan.comSi, es mi niño, qué campeón. Foto tal cual sale de la cámara en Raw a la izquierda, y procesada a la derecha.

   Pero si eres suspicaz también puede que hayas llegado a esta otra conclusión: Si el raw es el archivo original, que puedo modificar para darle otros tonos a las fotos… ¿Qué pasa si dentro de 15 años ha cambiado la moda, y entonces esas fotos con tanto fade y sin contraste ahora me parecen horrorosas? Si tuviera a mano esos raw las podría modificar yo y adaptarla a mis gustos… Otro día hablaremos de la moda de desaturar las fotos de boda hasta quitarles todo rastro de colorido, bajarles el contraste que parecen lavadas con aguarrás o ponerle grano como si no hubiera un mañana, ¡qué daño están haciendo los filtros del instagram!

LEE TAMBIÉN:  Boda ibicenca en valencia

   Seguro que si eres un profesional o aficionado a la fotografía estás rasgándote las vestiduras ahora mismo. ¡NOOOOOOO! ¡Jamás entregaré mis RAW! ¡Mi obra de arte no se toca! y demás sosegadas exclamaciones. Yo, que no me considero un artista ni remotamente, me pongo sin embargo en la posición de mis clientes y querría tener esos originales. Porque soy aficionado a la fotografía y quiero experimentar, o no te acaba de gustar el toque en ciertas fotos, o quieres asegurarte que dentro de muchos años podrás volver a ellas y modificar cualquier cosa -no tanto grano, no tanto grano…-, o sencillamente porque si, y un punto. Al final son las fotos de tu boda, y no tienes porqué dar ninguna explicación si las quieres.

   La mayoría de parejas que se casan no tienen ni la más remota idea de qué son estos tipos de archivos. Algunos ni siquiera saben que es un jpg y creen que les pueden entregar todas las fotos de su boda en un cd o dvd, y claro, luego se sorprende de que no puedan imprimir fotos con buena calidad o a veces ni siquiera extraerlas del dvd. Pero hay otras parejas que si lo saben. Muchos de mis clientes son fotógrafos aficionados e incluso algunos profesionales, y si saben qué hacer con esos archivos. Al año siempre hay varias parejas que me los piden, incluso de vez en cuando parejas de hace dos, tres o cuatro años que se han dado cuenta de que merece la pena tenerlas o que han aprendido a usarlas.

LEE TAMBIÉN:  Tendencias de bodas en 2014

   No negaré que mostrar todos tus originales, sin procesar, es un ejercicio de desnudo integral de tu trabajo. Es como dejarte entrar en la cocina. Pero si asumimos que como fotógrafo de bodas parte del trabajo implica cometer errores el día de la boda en mis disparos, errores que podré enmendar posteriormente durante el revelado, no debería de darnos ningún reparo en mostrarlos. Hay fotógrafos por ejemplo que sobreexponen sus tomas porque va con su estilo de edición posterior, y os aseguro que no querríais ver esos raw como algo final! Por no hablar de lo balances de blancos…

   Los novios han de saber que el producto final, sus fotos acabadas, es lo que les vamos a entregar, y el proceso intermedio de elaboración les puede dar igual, o querer verlo. Precisamente de esto hablaban en el magazine de Unionwep, aunque solo se quedaban con el punto de vista de los fotógrafos que por ahorrarse tiempo no trabajan sus fotos posteriormente y las parejas que por ahorrarse dinero piden sus fotos sin editar. Es como si vas al telepizza y pides que te den la base y los ingredientes, pero que no lo metan en el horno, ya lo horneas tu en tu casa si eso… pues no es lo mismo.

LEE TAMBIÉN:  Praga

   Yo los entrego si me los piden, y por supuesto con mi versión revelada de cada foto. Pero no es gratis. Una boda me ocupa algo menos de 100 gigas, sumado a postbodas, prebodas, sesiones infantiles… supone invertir en discos duros donde guardar los ficheros, y en sistemas profesionales -vamos, de pago- de copias de seguridad. Y tiempo para gestionar esos archivos. Yo los guardo desde hace unos años, pero no lo hacía cuando empecé y me arrepiento de ello. Para cubrir esos gastos he de cobrar 150€. ¡Y por solo 150€ estoy salvando la esencia de vuestro día! ¿A qué esperas para reservar ya tu boda conmigo? ¡Venga!


Deja un comentario:



 

Todas las fotografías publicadas en este sitio son propiedad del fotógrafo Joaquin Corbalan de Valencia, y están protegidas por leyes nacionales e internacionales.