logo blog fotografia
PORTADA   ~   TARIFAS   ~   BODAS   ~   VÍDEOS   ~   FAMILIA   ~   PERSONAL   ~   ¿ DUDAS ?

email

Mejoras en Lightroom 5.0

   Alguna vez he comentado que apenas uso Photoshop en mi proceso normal de revelado y edición de fotos de boda. Y también alguna vez he comentado que muchas parejas se sorprenden cuando les decimos que necesito algo menos de una semana para tener lista la boda. Esto es en parte por la forma de trabajar, y sin duda por los avances en el software que usamos, que hace que cada vez este flujo de trabajo sea más rápido.

   Hace unos días salió al mercado la nueva versión del programa que uso para trabajar una boda, Lightroom 5.0. Ahora tarda un pelín menos en cargar cada foto, pero un pelín por cada foto de las 2.000 de una boda al final del día se nota un ahorro de tiempo. Además ahora es posible automatizar la función de corrección de lentes de manera que funciona de verdad. Con un solo clik ahora puedo corregir las líneas que se deforman de manera natural y quedan raras en las fotos.

   En la foto de más abajo os muestro precisamente esta nueva funcionalidad, que me ahorra varios segundos en algunas fotos:

lightroom-correcion-lentes

   Además, también podéis apreciar como es la foto tal cual ha salido de la cámara, en la parte izquierda. Como veis los colores son muy apagados y tiene poco contraste. Esto es debido a que disparo en formato RAW, que permite luego corregir la imagen sin que pierda calidad y ser yo el que toma las decisiones estéticas, en vez de la cámara. Vamos, lo que es darle el toque personal de cada fotógrafo.

Otra de las mejores de esta versión de Lightroom 5.0 son las previsualizaciones inteligentes, que consisten en una versión de mucho menos peso y tamaño de los raw originales. Nos permite trabajar por tanto en ordenadores portátiles con poca capacidad de almacenamiento, si por ejemplo tenemos los raw originales en un disco duro externo y creamos las previsualizaciones inteligentes en nuestro portátil. Personalmente siempre uso un ordenador de sobremesa y no necesito esta utilidad, en cualquier caso ahora siempre creo las previsualizaciones normales y estas nuevas, aunque no he apreciado que vayan más rápido.

   Ahora ya sabéis cual es el truco para editar mis fotos de manera rápida y eficaz. ¿Tienes tu alguno que quieras compartir?


¿Miedo a enseñar tus fotos?

   Fotografías. Eso es lo que los profesionales de la foto vendemos, entre otras cosas, claro. Y en esta era digital reproducir una foto, copiarla, manipularla y difundirla es más fácil que nunca. Es por eso que muchos fotógrafos son muy recelosos de enseñar sus obras. Es por eso por lo que todos ponemos marcas de agua -visibles e invisibles- en nuestros trabajos, protegemos ingenuamente el blog bloqueando el uso del ratón, ponemos avisos por todos lados sobre derechos de copyright… y aún así nuestras fotos de boda siguen siendo descargadas y usadas sin permiso.

   Hace unos días descubrí que un blog había usado una de mis fotos para hacer un montaje con mensajes motivacionales, que podéis ver aquí. Mis textos me los copian día si y día también. Más delito tiene lo que le hicieron al fotógrafo Victor Lax, de Zaragoza. Otro estudio fotográfico estaba usando una de sus fotos más reconocible dentro de su portfolio, como si fuera suya propia. De hecho usaba fotos de varios fotógrafos más. La verdad que estas cosas dan más pena que otra cosa, porque al final las parejas os podéis sentir engañadas por profesionales que de pro solo tienen el nombre. Y casos de estos ocurren todos los días.

   Pero como todo, las ventajas de que tus fotos lleguen a cualquiera en cualquier parte del mundo son mucho mayores y obvias, y si lo que tenemos que pagar por estos beneficios son unos cuantos despistados y unos pocos caraduras, bien merece la pena. Los casos de gente a la que revistas, periódicos, productoras les han comprado imágenes sin pretender venderlas es infinita. A mi mismo me publicaron hace unos años varias fotos de Nueva York en una revista francesa sin buscarlo.

nueva york publicacion

   Y otra cara más amable de esta distribución es cuando una de tus fotos de un reportaje de boda acaba en los sitios más insospechados. Ayer me llegó una carta de Sandra, en la que me contaba que una clínica veterinaria de la Eliana – Eliavet – buscaba fotos de mascotas para usarlas en sus calendarios. Como Sandra y Vicente tienen en casa a un gato y un conejo, el día de su boda les hice algunas fotos, y me preguntaron si las podrían usar. Así que ahora Nala y Flopy aparecen en los calendarios que esta clínica regala a sus clientes, pero lo mejor de todo es que además han puesto mi web en letras enormes. Si me hubiera negado a que mi foto estuviera por ahí de cartera en cartera, ahora no tendría esa publicidad o por lo menos las risas que nos echamos al ver la tarjeta.

foto animales

   Cuando entramos en el juego de tener un blog, de publicar en facebook, twitter y demás hierbas, hay que estar preparado para que estas cosas pasen y tomárselo con filosofía. Porque sabemos que la ley está de nuestro lado, y siempre podremos a recurrir a ella.

¿Conoces de algún caso parecido?


De premios y concursos

   Dos años después Unionwep ha vuelto a organizar un concurso entre todos sus miembros, entre los que me encuentro. El jurado de nuevo ha tenido a bien otorgarme un premio en la categoría de retrato. La foto corresponde a la boda de Oscar y Carmen.

RETRATO-004-JOAQUIN-CORBALAN-FOTOGRAFOS-DE-BODAS-UNIONWEP-

   Curiosamente, han premiado una de mis fotos que se puede catalogar como clásica, aunque siempre he considerado que mis mejores fotografías son precisamente aquellas más documentalistas. Aunque todo el reportaje sigue esa línea, si que hay algunos momentos en los que dirijo un poco más la acción, como fue precisamente el caso de esta foto, que corresponde a los 2 minutos de posados de hago en casa de los novios cuando ya están listos. Lo de dos minutos es literal, de hecho en la foto premiada de Oscar probablemente no fueron más de 30 segundos los que usé en esa serie. El único truco de esta foto fue encontrar un lugar con una iluminación adecuada y pillarlo pensando en sus cosas.

   La verdad es que desde hace años no me presento a concursos de fotografía. En realidad la mayoría de fotógrafos de bodas apenas dedicamos tiempo a enviar trabajos a concursos, entre cosas por el tiempo que se necesita para seleccionar y editar fotos que puedan gustar a los jurados. A eso se une que en general en estos concursos populares se busca la foto impactante y llamativa, dejando muchas veces apartado el lado más humano de la fotografía, y llegando al absurdo de premiar fotos hechas con ojos de pez y procesados hdr de dudoso gusto. Una forma segura de ganar cientos de premios con una sola foto es comprar un billete de avión al Taj Mahal, contratar a una modelo, vestirla de novia, ponerla delante del monumento en cuestión, hacer click y un par de horas de photoshop. Te nombran mejor fotógrafo del año en todo el mundo garantizado. Desde luego para publicitarse va muy bien. Otra variante que se hace mucho por estas tierras es la de inventarse premios, nombrarte a tí mismo como el mejor fotógrafo del mundo -que lo haga tu madre vale, pero tu mismo chirría-, o que te retiren uno de estos premios por pasarte de la raya. Lo de poner que eres el único en poseer tal título cuando en realidad lo tienen cien más también está muy de moda.

   No es que tenga nada en contra de los concursos, me parece una forma excepcional de confirmar y dar a conocer a grandes fotógrafos. Pero hay que tener mucho criterio y no dejarse llevar, sobre todo por la frustración que produce muchas veces si como fotógrafo esperabas recibir un premio y finalmente no te dan nada. Es imposible gustar a todos, es más, si tus fotos les gustan a todo el mundo, algo mal estás haciendo. Significa que no hay algo realmente intenso y personal en ellas. Pasa lo mismo que la música, estas radiofórmulas que cada verano todo el mundo tararea y que luego todos olvidamos y sustituímos por otras que en realidad son copias de la del verano anterior, con la misma personalidad que un berberecho.

   Otra cosa son las selecciones de fotos que organizan directorios y asociaciones algo diferentes, como por ejemplo la propia Unionwep. No son concursos en sí mismo, sino una selección. Más abajo os coloco un vídeo con todas las fotos premiadas en esta ocasión, realmente hay un nivel altísimo. Pero no quería dejar pasar la ocasión de mostraros otros concursos de un nivel muy alto, probablemente -y para gustos los colores- se muestren las mejores fotografías de boda del mundo en la web la ISPWP, que ha publicado recientemente el resumen de las mejores fotos de bodas del año 2012. En ella destaca, como es habitual, los estudios Chrisman -con los que tuve la oportunidad de asistir a una charla en Madrid-, pero además el pabellón español está muy bien representado con la madrileña Virginia Gimeno y la gaditana Susana Barberá.


Viena y Budapest

Aprovechando las vacaciones de semana santa, nos tomamos unos días de escapada para viajar a Viena y Budapest. Aunque finalmente el frio y la nieve no nos dejó hacer una sesión que ya llevaba prevista, siempre se agradece desconectar unos días y salir de tu rutina.

fotografias de viena
Vista del parlamento de Budapest desde el Bastión de los pescadores.

Entra aqui para ver el reportaje completo

¿Cómo quieres recordar el día de tu boda?

Fotos de bodaAlba entregando su ramo de novia a su abuela

   Una sola foto puede encerrar toda una historia personal, puede explicarlo todo y puede bastar esa sola foto para tenerla guardada para siempre.

   Pero el día de tu boda pasan tantas cosas y tan diferentes que es imposible que te percates de todo. Es normal que te pierdas muchos momentos, sobre todo con tus familiares y amigos, pues en el salón lo normal es que estéis sentados solo con vuestros padres y ajenos a mucho de lo que pasa en el resto de mesas. Al día siguiente tus amigos te irán contando las bromas y lo bien que se lo pasaron, y si no quieres sentir envidia te aconsejo que pases un poco del protocolo y organices tu boda para estar el máximo tiempo posible disfrutando con tu gente más cercana.

   Una solución a este pequeño problema es contar con un buen fotógrafo que tenga una filosofía fotoperiodística de la boda. Vamos, que no se limite a fotografiar los momentos protocolarios y ya está, si no que vaya mucho más allá. Si ya conocéis mi estilo, sabréis que ya os he hablado en varias ocasiones de mi forma de trabajar.

   En la entrada “Cómo elegir al fotógrafo de boda“, ya os hablé precisamente de esto. Cuando les digo a mis parejas que les entregaré entorno a 2.000 fotos se asombran, y cuando tras la boda les doy 2.500 o más fotos la sorpresa es mayúscula. La mayoría de fotógrafos prefieren dar muchas menos fotos, por varios motivos:

   – Sencillamente hacen menos fotos. Porque esperan la foto perfecta, que no siempre llega. O se mueven mucho menos. O están contentos con el trabajo que ya han hecho y no van en busca de algo mejor.
   – Si disparan muchas, pero no las entregan. Solo entregan las mejores 500, por ejemplo. Hay quien se avergüenza de enseñar las fotos malas. O comenten más errores. O no valoran vuestros recuerdos. O se ahorran trabajo procesando menos material.
   – Creen que las parejas no entienden de fotografía y es mejor que el profesional haga la selección.

   Mi filosofía es justo la contraria. Moverme mucho, estar muy atento, conocer bien la técnica para no cometer errores, ser muy honesto y reconocer los errores, y lo más importante, no borrar ningún recuerdo vuestro. Porque para mí ese es el punto de todo. Cada foto de vuestra boda es un recuerdo precioso que debéis conservar, aunque no sea una obra de arte fotográfica. Así que por mi parte podéis estar tranquilos que conservaréis todos esos momentos. Y por si os queda duda, os recuerdo que tengo disponible una entrada en el blog donde os muestro varias bodas completas. Y para muestra, un botón, dale al play y verás toooooodas las fotos que les entregué a esta pareja:

Si te ha gustado esta entrada, o no, compártelo con tus contactos y hablemos sobre ello en los comentarios.


Boda en Castellón

   Cómo sabéis soy fotógrafo y vivo en Valencia y esa es mi zona de influencia, pero no es ningún secreto que me encanta viajar a donde me llamen para realizar reportajes fotográficos. Desde París a Londres, Madrid, Barcelona, Ibiza… he trabajado, pero en esta ocasión os quiero hablar de un paraíso mucho más cercano.

Fotógrafo en Castellón

   Varias veces al año he de coger el coche y salir hacia la provincia más al norte de Valencia donde unos novios me han contratado para cubrir su enlace. Sin embargo voy menos de lo que quisiera. Hoy voy a hablar de unos cuantos restaurantes de boda en Castellón en los que he trabajado para animaros a mirar al norte:

Entra aqui para ver el reportaje completo

El poder de la confianza

Os voy a contar una anécdota. Ayer me llamó por teléfono una pareja, casados desde hace una año ya, de Zaragoza. Coincidieron en su viaje de novios Carmen y Oscar, una de las parejas a las que les hice su reportaje de boda el año pasado.

Pues esta pareja de Zaragoza me decía que el fotógrafo que habían contratado, uno de los más reconocidos de su zona, les había vendido que les haría un reportaje fresco, natural, sin poses y fotoperiodístico, que es lo que se lleva ahora. El día de la boda aparecieron dos fotógrafas distintas al señor que habían contratado. Y cuando vieron las fotos se desilusionaron porque del reportaje fresco y natural nada de nada, era un reportaje clásico.

Total, que hablando durante su viaje de novios con Carmen y Oscar, le hablaron de mi, y de mi forma de fotografiar. Y como imagino que estarán contentos con su reportaje de fotos, me recomendaron. Y a esta pareja de Zaragoza les voy a realizar un reportaje de fotos de postboda, si el tiempo lo permite, esta semana. Y es por esto por lo que hablo del “poder de la confianza”. Si correspondes y te entregas, esa confianza es devuelta a ti.

oscarcarmen
Estos son los comentarios de los novios y las respuestas. Podéis ver los 19 comentarios al final de su reportaje aquí

Después de la autopromo, me quedan dos reflexiones.

Entra aqui para ver el reportaje completo

10.000 horas

   Circula por ahí una teoría que dice que para convertirte en maestro de cualquier materia debes de haberla practicado al menos 10.000 horas. Eso dice al menos Anders Ericsson, un psicologo sueco, autor de la teoría. Trabajando 6 horas al día, necesitaríamos 5 años para completar esas 10.000 horas.

   La verdad que parecen muchas, pero ya se sabe que como en la fotografía uno nunca deja de aprender cosas nuevas esas 10.000 horas se quedan hasta cortas.

   Henri Cartier-Bresson, fundador de Magnum y maestro fotográfico, decía también que tus primeras 100.000 son las peores. Y esto lo decía cuando no existían las digitales, 100.000 fotos en carrete son muchas fotos.

   Así que siempre que uno tiene un momento, aprovecho para disparar algunas fotos a ver si así acumulo para llegar a las 100.000. La noche de la cremá de las fallas subí a mi azotea y tomé algunas de las que acompañan este artículo.

Fallas valencia

   ¿A que nunca has visto las fallas así?

   Aunque no sean grandes fotos, al menos sirven para experimentar nuevas situaciones y entrenar el ojo, para al menos, saber qué no funciona. Al final lo que se deduce de todas estas teorías es que por muy talentoso o ingenioso que uno sea, si no se esfuerza y trabaja duro no llegará a ningún lado. Picasso decía precisamente que él quería que cuando le llegue la inspiración, le encuentre trabajando.

   O dicho de otra forma, si tienes una idea, apaga la tele y levántate del sofá para ponerla en práctica: “Una pequeña acción tiene más valor que la mayor de las intenciones”. Esta no recuerdo de quien es, algún proverbio chino seguramente.

_MG_8897

   Esta serie de fotografías muestra una forma diferente de capturar unos fuegos artificiales. Normalmente este tipo de foto se suele hacer con velocidades de disparo lento, de medio segundo para arriba y por supuesto trípode. En esta ocasión probé a congelar la imagen y ser así fiel a lo que los ojos veían en ese momento, disparando a 1/200.

Entra aqui para ver el reportaje completo

Y si no encuentras algo, búscalo aqui:





Todas las fotografías publicadas en este sitio son propiedad del fotógrafo Joaquin Corbalan de Valencia, y están protegidas por leyes nacionales e internacionales.