logo blog fotografia
PORTADA   ~   TARIFAS   ~   BODAS   ~   VÍDEOS   ~   FAMILIA   ~   PERSONAL   ~   ¿ DUDAS ?

email

10.000 horas


   Circula por ahí una teoría que dice que para convertirte en maestro de cualquier materia debes de haberla practicado al menos 10.000 horas. Eso dice al menos Anders Ericsson, un psicologo sueco, autor de la teoría. Trabajando 6 horas al día, necesitaríamos 5 años para completar esas 10.000 horas.

   La verdad que parecen muchas, pero ya se sabe que como en la fotografía uno nunca deja de aprender cosas nuevas esas 10.000 horas se quedan hasta cortas.

   Henri Cartier-Bresson, fundador de Magnum y maestro fotográfico, decía también que tus primeras 100.000 son las peores. Y esto lo decía cuando no existían las digitales, 100.000 fotos en carrete son muchas fotos.

   Así que siempre que uno tiene un momento, aprovecho para disparar algunas fotos a ver si así acumulo para llegar a las 100.000. La noche de la cremá de las fallas subí a mi azotea y tomé algunas de las que acompañan este artículo.

Fallas valencia

   ¿A que nunca has visto las fallas así?

   Aunque no sean grandes fotos, al menos sirven para experimentar nuevas situaciones y entrenar el ojo, para al menos, saber qué no funciona. Al final lo que se deduce de todas estas teorías es que por muy talentoso o ingenioso que uno sea, si no se esfuerza y trabaja duro no llegará a ningún lado. Picasso decía precisamente que él quería que cuando le llegue la inspiración, le encuentre trabajando.

LEE TAMBIÉN:  De premios y concursos

   O dicho de otra forma, si tienes una idea, apaga la tele y levántate del sofá para ponerla en práctica: “Una pequeña acción tiene más valor que la mayor de las intenciones”. Esta no recuerdo de quien es, algún proverbio chino seguramente.

_MG_8897

   Esta serie de fotografías muestra una forma diferente de capturar unos fuegos artificiales. Normalmente este tipo de foto se suele hacer con velocidades de disparo lento, de medio segundo para arriba y por supuesto trípode. En esta ocasión probé a congelar la imagen y ser así fiel a lo que los ojos veían en ese momento, disparando a 1/200.

_MG_8899

_MG_8905

_MG_8870

_MG_8894

   Mis inicios profesionales están vinculados a los viajes, las bodas y las fallas. Tradicionalmente fotografiar falleras exige poses muy clásicas y una estética que deja poco lugar a la diferenciación y a mostrar la personalidad del fotógrafo o los falleros. Probablemente por eso hace años que no las fotografío, y es una auténtica lástima pues estaría encantado de poder aplicar mi estilo documentalista, acompañar y documentar un día cualquiera de estas fiestas.

   Cambiar nuestro ángulo de visión con el que afrontamos todo nos puede ampliar nuestra perspectiva. Ya no hablo de fotografía, afrontar cualquier problema desde diferentes puntos de vista siempre va a ayudar a resolverlo más rapidamente. De la misma manera que cuando te subes a una silla ves cosas en las que antes no te habías fijado, si cambias tu enfoque y dejas entrar ideas nuevas a tu mente puedes encontrar soluciones que estaban ahí y no las conocías porque siempre miras desde el mismo sitio. Y por supuesto, si siempre haces lo mismo, los resultados serán siempre los mismos.

LEE TAMBIÉN:  San Agustín y Alquería del Pi

   Por eso me gusta subir a las azoteas, a los árboles y a las montañas.

_MG_9036

_MG_9034

   Como curiosidad también grabé el siguiente vídeo. Si nunca habéis visto la cremá desde lo alto, os recomiendo que lo hagáis, es una espectáculo imposible de ver en cualquier otra ciudad del mundo.


Dejales un comentario:



 

Todas las fotografías publicadas en este sitio son propiedad del fotógrafo Joaquin Corbalan de Valencia, y están protegidas por leyes nacionales e internacionales.